Colgante martillo de Thor

29,90 IVA incluido





REGALO SEGURO
Compras superiores a 30 euros, GRATIS el Amuleto Arcángel Rafael


WEB de CALIDAD pago seguroPLATA LEY GARANTIZADA Amuletos ritualizados

SKU: 99446 Categorías: , Etiqueta:

Colgante martillo de Thor.

Realizado en plata de ley.

Tamaño: 3,5 x 2,5 cm

El Martillo de Thor es uno de los elementos y amuletos más conocidos de la Mitología Nordica,

¿ Conoces su leyenda e historia?

Loki, el más artero de los dioses, cortó los cabellos a Sif, esposa de Thor; por lo que éste último no tardo en enfurecerse, persiguiendo a Loki y llegando casi a causarle la muerte, lo que habría conseguido si Loki no le hubiera prometido que a Sif le crecería de nuevo el pelo, esta vez de oro.

Así fue como Loki tuvo que acudir a los elfos oscuros. Encargó a los hijos de Ivaldi, seguro de su gran renombre, que labraran el regalo para Thor, así como otros para Freyr y Odín (Wotan). Pero la vanidad de Loki le llevó a presumir de que las artes de los hijos de Ivaldi podían superar con creces a las de cualquier enano (los seres más dotados para las manufacturas).
Dos hermanos, Brokkr y Sindri, aceptaron la apuesta; pues Loki se había jugado su cabeza en ello. Se pusieron a trabajar y emplearon piel de cerdo para el regalo destinado a Freyr, oro para la de Odín y Hierro para la de Thor. Tuvo, entonces, Loki miedo de perder su apuesta y, poco dispuesto a dejarse ganar, entró en la herrería de los enanos convertido en mosca; para picarles y provocar fallos en su obra; pero nada consiguió con ello.
Los regalos de ambas partes fueron espléndidos. El primero en presentarlos fue Loki, que regaló a Odín la lanza Gungnir; que podía alcanzar cualquier objetivo que se propusiera por difícil que fuera. A Thor le regaló la cabellera de oro prometida para su esposa Sif; y a Freyr el barco Skídbladnir que tenía la capacidad de poder albergar a tantos como fuera necesario, hacer que el viento soplara siempre a su favor y plegarse hasta poderse guardar en un simple bolsillo.
Los Ases quedaron maravillados, pero era el turno ahora de Brokkr. El enano regaló a Odín el anillo Draupnir, un anillo de oro del que cada noche surgían otros ocho del mismo valor. El regalo para Thor fue Mjölnir, el martillo, que podía golpear con tanta fuerza como fuera necesario, que podía cambiar de tamaño a voluntad, y que podía ser lanzado sin miedo a errar el objetivo teniendo el mismo la capacidad de volver a su portador por sí solo. Finalmente a Freyr le regaló un verraco con grandes capacidades. Era el animal más veloz sobre la tierra y podía incluso correr por los cielos y los mares si era menester. Alumbraba, además, a su paso toda oscuridad, por densa que pudiera ser.
Los dioses juzgaron que el mejor regalo era, sin duda, el martillo Mjölnir que el enano Brokkr había traído a Thor. No solo era espectacular, sino que les permitiría ganar la guerra contra los Gigantes de la Escarcha; una guerra que ya se prolongaba demasiado.

Dieron entonces a Loki por perdedor y reclamaron los enanos su premio, la cabeza del dios. Sin embargo, Loki huyó y, cuando fue alcanzado, usó sus tretas para convencer a los enanos de que le dejaran la cabeza en su sitio

Thor, mítico Dios nórdico de la ley y de la justicia, recibió como obsequio de los enanos Mijollnir, el martillo mágico que golpeaba al enemigo con truenos y relámpagos para después volver a las manos de su dueño; por su fuerza Thor era el único capaz de manejarlo por que junto al martillo los enanos le entregaron también un cinturón mágico, capaz de duplicar las fuerzas del dios desde el momento en que se lo ponía.
Las sagas escandinavas presentan a Thor como el dios favorito por los antiguos y cuentan como el Mijollnir fue pieza fundamental contra los gigantes, seres enormes que luchaban contra los dioses desde hace mucho tiempo.

Cuenta la leyenda que una mañana, al despertar y no encontrar a su martillo, Thor se enfadó mucho con los demás dioses y obligó a Loki, dios de la astucia, a buscarlo en su lugar; Loki pidió a la maravillosa Freya, diosa del Amor, su capa mágica que volvía invisible, se la puso y con ella empezó la búsqueda del arma de Thor.

Llegado a las tierras de los gigantes de los hielos habló con su jefe Trym, que confesó haber robado el martillo y dijo que lo devolvería solo a cambio de entregarle la bella Freya.
Loki volvió delante de los dioses con la propuesta de Trym, pero por supuesto Freya se negó aceptar el matrimonio obligado. Entonces todas las demás divinidades insistieron para que Thor, al fin de recuperar su cetro, se disfrazara de esposa, para poder llegar y ser aceptado por los gigantes, acompañado por Loki.

Cuando llegaron en el reino de los gigantes, todo el mundo los acogió con grandes celebraciones y prepararon un gran banquete nupcial para ellos; Thrym pareció escéptico ya que el aspecto de Freya no era ciertamente el que tanto se había hablado, pero Loki le insistió hasta convencerlo para que acogiera a su nueva esposa, echando la culpa de su aspecto al cansancio por el largo viaje.
Al final del banquete Thrym mandó traer el martillo y se lo entregó a su esposa como regalo de boda: en aquel momento Thor se liberó del disfraz y sosteniendo el martillo mágico mató a todos los gigantes.

En la cultura escandinava se creía que el martillo tuviera poderes de protección y que favoreciera la fertilidad, por eso se utilizaba durante las ceremonias religiosas y los rituales sagrados. En las bodas se solía regalar un martillo a la pareja: se ponía sobre el lecho nupcial la primera noche de boda, como símbolo de fecundidad y para invocar riquezas para la nueva familia.

0/5 (0 Reseñas)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Colgante martillo de Thor”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
Abrir chat
1
¿Te puedo ayudar?
Este Colgante martillo de Thor puede ser tuyo por solo 29,90€.
Si tienes alguna duda, pregúntanos.
Powered by
/* Estilos para menú plegable móvil Divi *//* JS para menú plegable móvil Divi */

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar